Normas de la casa

La casa deberá ser respetada y entregada en las mismas condiciones en las que se entregan las llaves. Ya que no pedimos fianza (confiamos en el respeto y cuidado de los huéspedes), cualquier cosa que se rompa será abonado por los huéspedes.

El espacio de la casa no podrá ser utilizado para fiestas ni eventos promocionales. No es un espacio que se alquile con este fin. Es una casa de uso exclusivo para el grupo de gente que la alquila y pernocta en ella y no para organizar eventos con un número de gente superior al aforo permitido en ella.

El incumplimiento de este punto hará que la propiedad pueda echar del alojamiento a los huéspedes, por infringir el caracter exlusivo de alojamiento del establecimiento.

La piscina mide 1.40 m de profundidad en toda su superficie. Queda bajo responsabilidad de los huéspedes cualquier uso indebido de la misma, como tirarse de cabeza o de alguna otra forma indebida.

También queda bajo la exclusiva responsabilidad de los adultos el cuidado de los niños. Existen puertas que se cierran para prevenir cualquier accidente.

Se reserva  el derecho de admisión, en caso de motivos evidentes de un posible mal uso del alojamiento.

En caso de llevar cualquier tipo de mascota, es obligatorio consultar antes con la propiedad. En un principio no se admiten, pero se puede siempre consultar.